Buscar
  • Juan Pablo Gaitán Vélez

TRABAJO Y FELICIDAD SON COMPATIBLES


Pareciera que trabajo y felicidad son dos términos incompatibles, dos caminos que difícilmente se cruzan, al menos para la gran mayoría. Esto supone que hay personas para quienes si confluyen, y entonces… hay esperanza!

Alguna vez leí que “muchas personas cuelgan su espíritu antes de entrar a sus sitios de trabajo”, ¿por qué sucede?, ¿qué hace que sea así?, la respuesta es sencilla: no tomamos las riendas de nuestro destino o en ocasiones lo dejamos en manos de otras personas, renunciamos a la responsabilidad de elegir lo que realmente nos engrandece y encontramos mil excusas perfectas para justificarnos. Una líder o un líder insufribles, un equipo de trabajo que no nos comprende, que no nos valora; un cargo, unas funciones, un horario que no corresponden a nuestro talento. Un entorno lleno de dificultades que nos absorben y una sucesión de días grises que impiden que seamos lo mejor de nosotros mismos.

No busques más afuera, vuelve la mirada hacia adentro, hacia ti mismo, porque ahí está a tu alcance la solución. Comienza por preguntarte, y ojalá seguido, estas tres cosas:

  1. ¿Estoy en el lugar donde en éste momento más puedo aprender?, me refiero a ese espacio y esas condiciones que contribuyen a formar carácter y fortalecer habilidades y competencias como persona y profesional. Cuidado!, no es un estado perfecto donde todo resulta siempre como esperamos, sino un medio que con facilidades y dificultades nos reta y desafía a avanzar.

  2. ¿Estoy en el lugar donde en éste momento más puedo servir?, según como lo entiendo y lo siento, ocupamos un lugar y un tiempo específicos para dar lo mejor a los demás, independientemente de qué recibamos de vuelta; si es lo esperado, bienvenido; si no lo es, ¿qué podemos aprender de ello?. Se trata de experimentar la satisfacción de un día bien vivido, donde al final cada quién sabe si dio el máximo de su potencial. Si con lo que hizo ayudó a alguien más y por consiguiente se ayudó a sí mismo, en grande o en pequeño.

  3. ¿Estoy en el lugar donde en éste momento más me puedo divertir?, una buena parte de la vida la invertimos en aquello que decidimos que debe ser nuestro trabajo. Es mucho tiempo, por consiguiente debemos asegurar que en él tenemos muy buenos momentos, que disfrutamos todo cuanto sucede, tanto en las subidas, como en las bajadas; que nos motiva a levantarnos todos los días porque nos vamos y nos van a desafiar, porque vamos a profundizar en nuestros dones y talentos, porque nos vamos a descubrir y vamos a descubrir a cada una de las personas con las que tenemos la fortuna de interactuar.

Trabajo y felicidad si son compatibles, son nuestra propia elección. Hazlo realidad, cuestiónate, ya sea para ratificar que éste es tu momento o que debes tomar una decisión, en cuyo caso debes abonar el nuevo terreno, prepararte para saltar, que cuando lo hagas sea para llegar más alto, de manera que sea un hecho tu felicidad.


45 vistas
©Siembra TH 2016      Diseño: la fotoGuia.com