¡Lo que vale la pena!


Momentos como el que vivimos te ponen a pensar; te dejas arrastrar por la fatalidad de las circunstancias, o te creas experiencias que te impulsan a soñar y avanzar. Es cuestión de anclarse en lo que duele e incomoda, o de atreverse, si lo que persigues realmente vale la pena. Escogí lo segundo.


Hace aproximadamente 5 años perdí contacto con mi hija mayor. Por cuestiones de egos, necedades y creo que, por temor a conversar, nos fuimos alejando, permitiendo que el amor hija-padre que tanta admiración despertara, se fuera diluyendo. Nos perdimos acontecimientos especiales de nuestras vidas, que deberíamos haber compartido, cargamos de ambos lados dolor innecesario y si prolongamos la situación, no fue culpa de nadie, fue nuestra, porque así lo decidimos.


Afortunadamente cuando se ha amado tanto, queda en el alma una chispa que jamás se extingue, que espera el momento adecuado para volver a brillar con mayor intensidad. Y llegó de la manera menos esperada, justo cuando un giro sorpresivo de la vida nos obliga a parar y pensar para actuar. No es suficiente con desear que algo pase, dejarlo al azar, imaginar cómo sería si…, tienes que hacer algo al respecto, tienes que implicarte, tener una intención clara y dar ese paso que a veces cuesta tanto, pero que cuando lo das te convences, de que siempre vale la pena intentarlo. Ganas por tomar el riesgo y ganas por el resultado. No deberíamos demorarnos en pasar de la intención a la acción, la vida, no siempre de manera sutil, nos recuerda que no tenemos nada comprado y quizás no haya otra oportunidad.


Contacté a Mariana, mi hija hermosa, regalándonos un reencuentro cargado de buenas expectativas y posibilidades, encontré que, en su corazón, también la chispa sigue viva. Acordamos quedarnos con los mejores recuerdos de nuestro pasado y comprometernos con amor a construir día a día la relación que nos merecemos. De nosotros depende que la llama se intensifique y perdure en el tiempo.


En esta etapa especial que atravesamos, seguro tú también tienes algún asunto de verdad importante por resolver. Te invito a aprovechar la oportunidad que se nos brinda; creamos nuestra realidad a cada instante con las decisiones que tomamos y aunque las condiciones parecieran no ser las más apropiadas, con certeza sí lo son. Es en estos momentos particulares que necesitamos llenarnos de esperanza. La opción está en nuestras manos.

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square